Blanca Portillo: ”La vida es más apasionante que el trabajo”

Camaleónica, entregada a su trabajo y con un currículum envidiable. También una mujer comprometida que llama a las cosas por su nombre y que regresa al cine con el thriller Secuestro. 

5bc6ede1-4c1d-4295-8cd4-6e5bcf0e1b1b

Dice Blanca Portillo que está nerviosa por estrenar en el Teatro Real de Madrid la obra El emperador de la Atlántida. ”Nunca he trabajado con una orquesta de 85 músicos y un maestro dirigiéndonos. Además, este sitio me impone mucho respeto.” Sentada en su camerino, la actriz quiere hablarnos de su regreso al cine con Secuestro, un intenso thriller en el que interpreta a una abogada que ve cómo su vida se trastoca cuando su hijo Víctor desaparece del colegio. Sincera y tremendamente vitalista, Portillo reflexiona sobre una profesión que ama, pero que a veces le exige más de la cuenta.

GLAMOUR: La historia de Secuestro está llena de giros, nunca te esperas lo que va a ocurrir.

BLANCA: Eso es lo que la hace original, que a pesar de ser un thriller tiene un sustento emocional, social y muy humano, donde los afectos están enrevesados y retorcidos, donde los personajes se enfrentan a sus debilidades y a sus grandezas. Y con el añadido de la sorpresa y la tensión que se va generando.

GLAMOUR: El filme comienza como un secuestro pero, poco a poco, a medida que transcurre la trama, van aflorando otros temas como el bullying o la corrupción, muy actuales en España.

BLANCA: Y lo que me temo es que son temas que van a seguir apareciendo, que no son circunstanciales, que están en el aire desde hace mucho tiempo.

GLAMOUR: La directora ha dicho que la maternidad es el motor de la película, que los que la vean descubrirán ”lo que somos capaces de hacer la madres si hacen daño a nuestros hijos”.

BLANCA: Mi personaje vive por y para su hijo. Y tiene un concepto de la maternidad bastante especial, es una madre soltera alejada del concepto de familia al uso, su hijo es el que la empuja a hacer el 99 por ciento de las cosas que hace en su vida. Todo su mundo afectivo está volcado ahí, lo que no corresponde a ese mundo lo ha ido cortando.

GLAMOUR: ¿Es difícil interpretar papeles de algo que no tiene nada que ver contigo?

BLANCA: No, da igual, porque investigas y buscas. En esta película hago de abogada y es cierto que para mí siempre ha ido una obsesión, incluso llegué a montar una función sobre ello, sobre la frontera que hay entre la ley y la justicia, porque las leyes no siempre soy justas para todos. Cuando alguien no se siente amparado por la ley se toma la justicia por su mano, como hace mi personaje en Secuestro, hace que reflexiones. Por otro lado, me encanta que la gente piense que puedo ser una mujer de carrera, de ley, con un nivel intelectual alto, aunque tampoco me importaría hacer de señora de la limpieza.Y sobre lo de interpretar a una madre, es cierto, no lo soy, pero sí soy hija y tengo referentes maternos muy potentes, me resulta bastante fácil entenderlo, mi casa es un matriarcado descarado, nos ha criado mi madre y el vínculo con los hijos lo tengo muy presente.

GLAMOUR: La mayoría de los actores reconocen que el teatro engancha. En tu caso, además, siempre has contado con el respaldo del público y la crítica.

BLANCA: Creo que el teatro tiene un elemento fundamental que es el aquí y ahora. Sales al escenario y eres el dueño de tu trabajo, todo depende de ti, no puedes decir: ”Perdona un momento que me he equivocado” … y ese pacto que se establece con el espectador, que él sabe que eres Blanca Portillo pero quiere ver a Segismundo, por ponerte un ejemplo, es maravilloso. Esa magia que se produce no lo tiene ningún medio, eso es lo que nos hace ser adictos al teatro. Lo cual no quita que el cine y la televisión tengan sus dificultades, pero puedes repetir. Y yo, sin el teatro, no quiero vivir, no es que no pueda, es que no quiero.

GLAMOUR: Siempre has asumido riesgos, interpretando a un hombre en Alatriste o a la mismísima Virgen con el monólogo de El testamento de María.

BLANCA: Hay varios motivos por los que elijo este tipo de personajes, aunque también porque me los ofrecen. En primer lugar, porque suponen un esfuerzo, una dificultad añadida, si hiciese siempre personajes que me resultaran cómodos sería muy aburrido. Y porque necesito sorprenderme, me implica un esfuerzo y un riesgo que me gusta. El teatro para mí es una lectura de la realidad.

GLAMOUR: Blanca, ¿cómo se conserva el entusiasmo después de tantos años de profesión? Me imagino que tendrás altibajos o desilusiones.

BLANCA: Últimamente le doy muchas vueltas a esto. El entusiasmo que siento por mi trabajo lo siento desde los 17 años cuando empecé. Lo que me gusta de él está intacto, pero sí que te digo que hay algo en esta profesión que puede llegar a ser profundamente agotador. También es verdad que hay muchas cosas del entorno profesional que no me gustan, es muy cansado y sacrificado, y yo no sé hacer las cosas a medida (risas). Mira, cada vez que trabajo, y trabajo afortunadamente muco, el resto de mi vida desaparece, dejas de hacer muchas cosas, las sacrificas. Es importante que la gente no se crea que estamos aquí de juerga todo el día, ero llega un momento en el que piensas: ”Joder, me absorbe tanto …”. Lo veo en algo tan tonto como mi casa. Cuando estoy trabajando es un desastre absoluto, no voy ni a la compra, mi cabeza no me da para más que para pensar en mi trabajo. Y cuando no trabajo, mi casa está ordenada, salgo, socializo, voy al campo, hago ejercicio, como con mi madre. Y acabas preguntándote si merece la pena someterse a un nivel de estrés brutal, no soy de las que termina un rodaje o un ensayo, se va a casa y se olvida, no, le doy mil vueltas. Eso no quita para que ame mi profesión por encima de todo y me emocione.

GLAMOUR: Siempre has estado muy comprometida con la cultura de nuestro país. ¿Qué valoración general haces de la situación actual?

BLANCA: Es una cultura muy poco protegida y muy poco tenida en cuenta. Durante la campaña electoral escuchabas a los políticos y de cada 200 declaraciones había sólo una en la que aparecía la palabra cultura. Es muy penoso, creo que hay gente a la que le importa pero no es prioritario para la cúpula del poder. Siempre he pensado que el Ministerio de Cultura se daba a alguien que luego quería ir a otra cartera. Falta un compromiso, se habla de pactos por la sanidad, pero no por la cultura, que encima es nuestra mejor bandera.

GLAMOUR: ¿Qué título tendría la situación que vive España en estos momentos?

BLANCA: Misión imposible 1,2,3 (risas).

GLAMOUR: Cito una frase tuya: ”Como actriz me quedan muchas cosas por hacer, pero como directora, aún más.”

BLANCA: Soy actriz y es para lo que tengo más formación y bagaje, pero también es verdad que me resulta difícil encontrar personajes que me atraigan. Es curioso porque cuanto más haces, más te ofrecen, pero no siempre son cosas que de verdad te gusten. La dirección me supone investigación, reto y una responsabilidad que asumo con ganas, eso no hace falta que me lo diga nadie porque lo hago. Lo que más me gusta es aprender y la gente se empeña en que creas que lo sabes todo, que llevas ya una carrera bla bla bla .. y no, ¡no es así! No quiero que digan que soy la gran dama (risas), me espanta sólo oírlo, ¡me estáis haciendo mayor entre todos!, ¡dejadme en paz!

GLAMOUR: Hace unos meses, durante un encuentro con Concha Velasco, dijiste: ”Llevo 34 años trabajando , tenemos una profesión apasionante que creo que, a veces, hay que parar para vivir y enriquecerse, te tienen que pasar otras cosas porque la vida también es apasionante”.

BLANCA: Durante años pensé que era más apasionante la profesión que la vida. Recuerdo a Iñaki Gabilondo preguntándome sobre ello, que viviendo cosas tan interesantes como actriz, la vida me parecería una tontería, y eso no es verdad. La vida siempre es más apasionante y sorprendente en el trabajo, nosotras sabemos que un personaje cuándo vamos a morir, de quién nos vamos a enamorar y jugamos con ello, pero en la vida no sabes nada, ni qué te espera a la vuelta de la esquina, ni si te vas a morir dentro de cinco minutos, ni quién será el hombre maravilloso que aparezca delante de ti. Por eso la vida pasa, y pasan ocho años y ni te enteras, yo he dejado de vivir muchas cosas por mi trabajo, por eso tengo ganas de encontrarme con gente maravillosa en un museo, en las oficinas de un banco, porque también ahí hay personas maravillosas. Hay que parar un poco de vez en cuando, porque si no sientes que la vida se te ha escapado, el día a día está lleno de cosas que no me quiero perder bajo ningún concepto.

GLAMOUR: ¿Crees que hay más miedo al fracaso entre las mujeres que entre los hombres?

BLANCA: Es que estamos mucho más en el punto de mira. Hay cosas que no se llevan igual de bien, como por ejemplo la edad, los hombres a partir de los 40 empiezan a dispararse, la cana es atractiva, la nariz grande es bella, y el no músculo es cálido … con nosotras hay una crueldad tremenda, siempre hay una actriz más joven que lo puede hacer mejor que tú. Mira lo que está pasando en Hollywood con las actrices de más de 40 años, mira Meryl Streep, que ha creado una asociación en la que sólo se aceptan guiones escritor para mujeres. Si hay que hacer eso es que algo va mal. Y mira lo de Robin Wright, que ha tenido que dar un puñetazo en la mesa y exigir el mismo sueldo que Kevin Spacey en House of Cards. Ella es una protagonista como la copa de un pino que hace un trabajo dificilísimo, ¿por qué tiene que cobrar menos que él?  Por cosas así te digo que es difícil que no tengamos miedo, por eso hay mujeres que se retocan, porque tienen miedo a que esto se les vaya de las manos. Estoy esperando ya que me den papeles de abuela, porque tarde o temprano será la abuela. Eso en los tíos no pasa, cuanto más maduros, mejor. Hay que asumir que todos envejecemos algún día.

 

-Copyright: www.glamour.es

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s