“La cultura necesita el respeto de la clase política para salir a flote”

Mañana interpreta en el Palacio de Festivales a una joven que descubre la leyenda del cartógrafo del Gueto de Varsovia, una obra escrita y dirigida por Juan Mayorga

Guillermo Casas Baruque

Blanca Portillo es actriz de teatro, cine y televisión. Esta madrileña de 53 años ha trabajado para todos los grandes, desde Pilar Miró hasta Pedro Almodovar, pasando por Alex de la Iglesia o Mario Camus. En televisión ha sido la inolvidable peluquera Carlota de ‘7 vidas’; la Rosa Ballester de ‘Acusados’ y la jueza casada con el desmemoriado abogado Juan Elías en la serie ‘Sé quién eres’. Mañana y el sábado estará en el Palacio de Festivales de Santander para interpretar a Blanca, una joven que descubre la leyenda del cartógrafo del Gueto de Varsovia, el más grande y más mortífero creado por los alemanes en Europa. Este papel le apasionó porque <>.’El cartógrafo’ es una obra escrita y dirigida por el dramaturgo Juan Mayorga donde comparte escenario con el actor José Luis García-Pérez.

Toda una vida dedicada a la interpretación, ¿cómo comenzó, cuál fue el detonante?

Creo que e origen de todo está en mis juegos infantiles, las horas que pasé con mis hermanos jugando a interpretar personajes. Más tarde apareció un profesor que me invitó a participar en un grupo de teatro. Ahí descubrí que era comunicarse con los demás e incluso emocionarlos. Tenía 17 años y no lo dudé. Eso era lo que quería hacer.

Cine, televisión, teatro … ¿podría elegir uno de los tres y explicar el por qué?

No puedo (ni quiero!) elegir. Me gustan los tres medios. Pero nunca renunciaría al teatro. Eso lo tengo claro.

Viene a Santander con la obra ‘El cartógrafo’, ¿qué le llamó la atención cuando le propusieron interpretar ese papel?

Juan Mayorga me pasó el texto de ‘El cartógrafo’ hace ya unos cuantos años y me fascinó. No tanto el personaje como la historia que contaba la función. Quise hacerla desde el principio. Han tenido que pasar unos cuantos años, pero finalmente lo hicimos.

¿Y qué tiene de especial esta obra para usted?

Habla de la memoria de la necesidad de no olvidar, de enfrentar el pasado y convivir con él en el presente para crear un futuro. Todo ello desde el ámbito más íntimo hasta el social.

¿Cómo es el trabajo con el equipo: el director Juan Mayorga y el actor José Luis García-Pérez?

Era la segunda vez que hacía un texto de Juan Mayorga y nuestra relación siempre ha sido fluida y cálida. El hizo la versión de mi ‘Tenorio’. Y trabajar con el director ha sido apasionante. Hemos caminado de la mano todo el equipo y el resultado es un trabajo honesto y profundo. Con José Luis he trabajado dos veces, he tenido el placer y el privilegio de dirigirle en ‘La avería’ y en el ‘Tenorio’. Juré que no le volvería a dirigirle hasta que le pudiera disfrutar como compañero en el escenario. Es un actor magnífico, generoso, valiente, arriesgado … Enfrentarme a sus ojos en el escenario me hace crecer, aprender. Es un privilegio estar en un equipo así, la verdad.

¿Qué es para usted la interpretación y el teatro?

Una forma de vida y un lugar para la reflexión.

¿Y qué le ha enseñado el mundo de la interpretación, con qué se queda?

A mirar al ser humano sin prejuicios, a entenderlo, a aceptarlos con sus luces y sus sombras. A ser mejor persona.

¿Qué papel le gustaría interpretar en teatro?

Siempre respondo lo mismo: el próximo!!!!

¿Quiénes son sus actrices referentes?

Gente como Nuria Espert, que además de una gran actriz es una gran persona de teatro: es actriz, directora, productora…  Mujeres que viven la profesión más allá del ego del actor.

¿Cómo ve el panorama teatral?

Creo que goza de una buena salud. Están apareciendo nuevos dramaturgos, equipos profesionales que se unen para levantar proyectos, actores que producen, directores que escriben… Creo que hay un buen caldo de cultivo para poder seguir creciendo.

¿Y qué necesita el mundo de la cultura para salir a flote?

El respeto de la clase política.

¿Está muy politizada la cultura?

Creo que está muy abandonada. No creo que a los políticos les interese la cultura más allá de lo que la puedan utilizar com herramienta para sus propios intereses partidistas.

¿Cree que la gente joven hoy lo tienen más difícil? ¿Hay buena cantera de actores jóvenes?

La hay, sin duda. Actores nunca han faltado ni creo que falten.

Terminamos invitando a la gente a acudir al teatro. ¿Qué les decimos?

El teatro está vivo, sucede en el aquí y ahora, es un ritual en el que participan en la misma medida quienes se sientan en el patio de butacas y quieres están interpretando. Es un espacio para la reflexión,para el diálogo, un lugar para pensar y sentir en comunidad. Tienes el privilegio de vivir algo que nunca se volverá a repetir. Como cada instante de tu propia vida.

-Copyright: El diario montañés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s